CDT

36150760 | 36150761 | 36150769 | 38134168

Ejercicios Excéntricos

La intensidad, velocidad, la frecuencia y la duración de la fuerza son factores que afectan a la capacidad del tendón para adaptarse a la tensión.

La manifestación excéntrica de la contracción muscular consiste en la asociación de una contracción sostenida y un estiramiento muscular, usados en rehabilitación para el tratamiento de lesiones músculo tendinosas. Este estiramiento produce pequeñas roturas (si el estímulo es lo bastante fuerte) que el cuerpo repara y reconstruye con mayor fuerza.

La contracción excéntrica es imprescindible a la hora de prevenir y mejorar su rendimiento, si se realiza de forma constante, se facilita la regeneración de tejidos, haciéndolos más fuertes y readaptándolos para mayores exigencias de ejercicio y entrenamiento según sea el caso.

Estos ejercicios aumentan la fuerza muscular y la velocidad articular, favorecen la fuerza-resistencia, aumenta la elasticidad de los tejidos, permite un óptimo funcionamiento de los tendones, mejora la readaptación al esfuerzo, disminuye el riesgo de lesiones músculo-tendinosas, aumenta el reclutamiento de fibras musculares durante la contracción, así como también aumenta la fuerza explosiva y concéntrica reactiva, mejora el control neuromuscular y propioceptivo.

Para que este trabajo sea eficaz, deberemos empezar con ejercicios de ejecución lenta y controlada, de pocas repeticiones. Esto es, el trabajo tiene que ser creciente. La carga que le apliquemos tiene que ser suficiente para que nos cueste, pero que la podamos vencer. Si no realizamos ningún esfuerzo, nuestro cuerpo no necesita hacer ninguna adaptación, por lo que el trabajo no sirve de nada. Cuando seamos capaces de realizar el gesto correctamente, será el momento de incrementar el peso y la velocidad de ejecución.

Dos ejemplos son:

  1. Cuádriceps: haciendo sentadillas. El trabajo excéntrico se realiza al bajar de manera lenta y controlada.
  2. Isquiotibiales: de rodillas en el suelo y con la espalda recta, con los tobillos sujetos, se realiza el movimiento de bajada, cayendo hacia delante, manteniendo la espalda recta y sin flexionar la columna frenando la caída del cuerpo en todo momento con la fuerza muscular de las piernas.

El trabajo excéntrico ha demostrado desarrollar tensión de más del 40% que el ejercicio concéntrico en el ejercicio isotónico. En términos generales la fuerza excéntrica es 1.8 veces mayor que la concéntrica.

El programa de rehabilitación debe cubrir, perseguir, y facilitar la recuperación, proporcionando protección al tejido lesionado, fortalecimiento muscular, restauración del sistema propioceptivo, regreso a actividades cotidianas y deportivas, prevención de inestabilidad funcional que ocasione daños futuros.

Información de contacto

Blog Página

No Comments

Post a Comment